Páginas

domingo, 4 de septiembre de 2011

El dilema de la autopublicación

¿Autopublicarse o no autopublicarse? Esta es una pregunta que muchos autores se hacen cuando tienen en sus manos un libro al que le han invertido meses o hasta años de trabajo. La mejor respuesta -o consejo- a este dilema es: Sí, autopublicate, pero hazlo bien.

La mayor crítica a la autopublicación no está, y no debe estar enfocada, en que el mismo autor sea su propio editor. Tenemos ejemplos en el cine, en los cuales el mismo director es el productor de su película. Incluso puede que sea también el guionista y hasta es posible que actue como parte del elenco. Gracias a estos artistas que no le piden permiso a un estudio para desarrollar sus obras, es que existe un cine independiente que ha cosechado grandes éxitos en tantos países. En la música hay centenares de ejemplos con mucho o mediano éxito, de músicos y bandas que graban sus propias canciones, prensan sus CD´s y los distribuyen.

Entonces, si en el cine y en la música se autoproducen películas o discos, y de vez en cuando se logran desarrollar obras de gran calidad, ¿porqué hay quienes insisten que un escritor jamás debería autopublicarse? La literatura es un arte, y todos los artistas tienen derecho a mostrar su trabajo ya sea por medios industriales o por medios propios. Esa libertad no se la podemos quitar a los escritores. Si no quieren o no tienen la posibilidad de publicar con una editorial, la autopublicación es una buena opción. Pero de nuevo: Hay que hacerlo bien.

Para que una autopublicación tenga chance de ser exitosa, al menos se deben seguir unos pasos básicos:

  1. Hacer una buena correción ortográfica y de estilo. No conformarse con los conocimientos propios de la lengua y mucho menos confiarse del corrector ortográfico de Word. Si tienes algo de dinero paga un corrector profesional. Si no cuentas con recursos suficientes intenta con un amigo o amigos de amigos que conozcan realmente del tema y te puedan ayudar.
  2. Pedir algunos consejos sobre el borrador final. Es común que un escritor llegue a compenetrarse tanto con su texto, que en algún momento no vea con claridad los errores que ha cometido u otras opciones para desarrollar sus textos. Pedir a otros, escritores o amigos, que lean tu texto y hagan comentarios útiles para mejorarlo es indispensable. Muchos grandes escritores tienen lectores de confianza que leen sus manuscritos antes que sus propios editores. Consigue que quién lea tu borrador sea alguien capaz de hacer comentarios imparciales, de calidad. Los que te dicen que todo esta bien por falta de conocimientos o por no herirte, no van a ayudar mucho en este proceso.
  3. Seleccionar el medio de publicación más adecuado. Si tienes dinero para pagar una buena impresión, no hay nada más satisfactorio que tener tu libro impreso en papel. Si no cuentas con recursos suficientes puedes montar tu trabajo en una plataforma de autopublicación como Bubok o Lulu, en las cuales los compradores pueden elegir entre comprar tu libro como E-book o un ejemplar impreso en el cual no estas invirtiendo dinero. (Ver Impresión bajo demanda)
  4. Hacer una buena maquetación y un buen diseño para la portada. El libro es una experiencia visual y un objeto que puede ser tan bello como feo. No hay nada mejor que los libros con portadas bien hechas y atrayentes, con sus páginas internas que respetan márgenes, espacios y fuentes de letras adecuadas. Hay que procurar que el libro que vas a publicar se vea como esos libros que tanto te gustan.
Además de estos cuatro pasos. Recomendaría 3 cosas antes de realizar una autopublicación:

  1. No realizar tu autopublicación a la carrera. Una obra literaria toma tiempo en todas sus etapas (De la escritura a la edición). Que no se note el afán.
  2. Medita bien tus opciones. Puedes autopublicarte o buscar un editor. O contratar con una editorial de coedición, en las que tú pones el dinero, pero ellos la experiencia en edición. O enviar tu libro a un concurso en el que creas que puedes tener posibilidades.
  3. Visualizate como autor. Si lo que buscas es ser un autor respetado o reconocido (no es lo mismo ni suele suceder a la vez), piensa que una publicación es una muestra de tu trabajo. Si la publicación es mediocre, esa será la impresión que dará tu escrito a primera vista, incluso antes de que las personas lean algunas frases. Si te estas visualizando como un artista de calidad, y además buscas desarrollar una carrera en un mundo tan dificil y competitivo como el de las letras: que tu trabajo hable bien de ti.

Autopublicate, pero hazlo bien.

Por: Clov Sánchez

Fuente del artículo: http://guialiteraria.blogspot.com

No hay comentarios: